Una recorrida por los museos de Amsterdam

93944599.jpg iStockphoto/thinkstock

Amsterdam, bien lo sabemos, es cuna de la diversidad, casi que un museo hecho ciudad. Pero si bien ir a Amsterdam es por definición ir a un museo, proponemos una visita a los museos de la capital holandesa, para así conocer su historia y ver documentada esta diversidad de forma clara y demarcada.

En Amsterdam encontramos el Museumplein, un trinomio con los museos más importantes de la ciudad, entre los cuales destaca el Rijksmuseum, ícono de la ciudad y uno de los museos de arte más importantes de todo el mundo. En él encontramos una exquisita colección de arte holandés (sobre todo de su Edad de Oro), además de importantísimas obras de arte renacentista mundial, dentro de un edificio que es una postal de por sí.

El Museo de Van Gogh, donde me tocó estar, recoge la maravillosa obra del pintor impresionista, e indefectiblemente termina enamorando al visitante. El tercer museo que hace al Museumplein es el Stedelijk, museo principal de la ciudad dedicado al arte moderno.

La recorrida continúa por el Templo de Venus, otra visita ineludible de la capital holandesa, donde encontramos la más exquisita colección de arte erótico tanto mueble como pictórica. Todo relativo al sexo lo encontramos aquí, en el museo erótico más importante del mundo que permanece abierto todos los días.

Finalmente, para culminar la visita encontramos el Museo de la Pianola, donde se registra una de las colecciones de pianos más importantes de todo el mundo y maquinaria musical. Tenemos además más de 14.000 grabaciones de Debussy, Gershwin y muchos más. A tener en cuenta, abre sólo los domingos.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.