Los jardines colgantes de Babilonia

Imagen de Raul Silva
Enviado por: Raul Silva

Los jardines colgantes de Babilonia (conocidos también con el nombre de los jardines colgantes de Semíramis) son considerados una de las siete maravillas del mundo. Su construcción le fue atribuida a Nabuconodosor aproximadamente en el año 600 antes de Cristo.

Se encuentran en el actual Irak, los jardines colgantes de Babilonia han sido debidamente acreditados por los historiadores griegos tales como Estrabón y Diodoro Cículo. Hay poca seguridad de su existencia, a no ser la evidencia circunstancial encontrada en el palacio de Babilonia en una excavación.

El geógrafo griego Estrabón en el siglo l a.d.C describió los jardines así:

Los jardines constan de terrazas abovedadas unas sobre otras apoyadas sobre pilares cúbicos, fueron ahuecadas y rellenadas con tierra, de manera que los árboles de gran porte que fueron plantados en ellas crecieran sin dificultades, todo fue construido en ladrillo cocido y asfalto.

En realidad los jardines colgantes de Babilonia no eran "colgantes" el nombre viene de una traducción mal realizada en griego Kremastós o de la expresión en latín pensilis que significa sobresalir.

Cuenta la historia que el rey Nabuconodosor se sentía muy triste al ver que su amada esposa la princesa Meda Amiyitis, quien creció entre montes y bosques sufría mucho al ver que el lugar donde vivía era tan llano y sin vegetación.

Fue entonces cuando Nabuconodosor mandó construir un jardín jamás visto por el hombre que copiara la forma de montes y bosques, en la que plantó, flores, plantas de todo tipo árboles de gran porte y palmeras.

anterior Trucos para encontrar vuelos económicos siguiente Laos: una pausa en el sudeste asiático

Artículos recomendados

Comentarios