Las mejores montañas rusas en Estados Unidos

Imagen de Flupu
Enviado por: Flupu

Las montañas rusas son atracciones turísticas que generan sentimientos encontrados. Mientras algunos disfrutan del vértigo y de la adrenalina de dar vueltas por el aire a toda velocidad, otros no comprenden qué es lo atractivo de marearse durante unos segundos.

De cualquier manera, no podemos negar que donde hay montañas rusas, hay gente ansiosa por subirse a ellas. Cuanto más altas, rápidas y tenebrosas parezcan, más son los fanáticos dispuestos a dar más de un paseo en sus carritos.

¿Buscabas las montañas rusas más atrapantes, y escalofriantes, para conocer en los Estados Unidos? Aquí te presentamos cinco. Hasta los más valientes tendrán un poco de miedo de subirse...

Maverick en el parque Cedar Point, Ohio

Esta montaña rusa con forma de herradura enrollada es una de las más temibles del mundo gracias a sus diez vueltas en tirabuzones, que van de los 62 a los 92 grados. Comienza con un gran tirabuzón a la derecha y luego prosigue en sentido antihorario.

Griffon en Busch Garden Europe, Williamsburg, Va.

La montaña rusa Griffon se caracteriza por sus asientos grandes y amplios. Su recorrido incluye subidas (de 62 metros de altura) y bajadas, además de varias vueltas invertidas.

Boulder Dash en Bristol, Connecticut

Un viaje para aventureros, pues esta montaña rusa de madera te pasea por las laderas de una colina, a 30 metros de la superficie, a toda velocidad.

X2 en Los Ángeles

Con solo observar la imagen, no cabe ninguna duda de que se trata de una montaña impactante. Conocida también como la única montaña rusa “4D” en el mundo, sus asientos les permite a los intrépidos viajeros girar 360 grados, adelante y hacia atrás, durante todo el recorrido con forma de alas. Otro aspecto original de esta montaña rusa es próximamente agragará efectos visuales y auditivos.

Kingda Ka en Jackson, en New Jersey

La Kingda Ka es una montaña verde que comienza con una suerte de catapulta que da inicio a un rapidísimo recorrido a 128 km por hora. Este incluye un paseo por espirales y varias vueltas que tiene una duración nada más que de 50 segundos, aunque según los valientes que animaron a subirse, se pasa tan rápido que parecen 30.

Artículos recomendados

Comentarios