Kolmanskop, un pueblo fantasma en Namibia

Imagen de Rodrigo Nieves
Enviado por: Rodrigo Nieves

Kolmanskop es el pueblo fantasma más conocido en Namibia, situado en el Sperrgebiet (territorio prohibido), a unos cuantos kilómetros del puerto de Luderitz. El pueblo fue fundado al descubrirse una mina de diamantes en medio de un paso de vías férreas. El descubrimiento generó una fiebre de diamantes y rápidamente nació el poblado.

Las casas, de diseño alemán es un contraste con el ambiente desértico de la región. Junto con las casas, también se construyeron edificios para cubrir las necesidades básicas, como un hospital, una planta de energía, escuelas, teatros, casinos y una sala de baile.

Para finales de la Primera Guerra Mundial, el precio de los diamantes cayó. Además, nuevos yacimientos más abundantes de diamantes fueron encontrados al sur de Namibia y la población se desplazó. En un periodo de 40 años el pueblo nació, se desarrolló y murió.

Las casas ahora abandonadas poco a poco se han llenado de arena debido al movimiento de las dunas. En 1980, la compañía de diamantes De Beers asumió la labor de restaurar los edificios y de abrir un museo que ahora está abierto al público.

Desde entonces, Kolmanskop ha sido un atractivo turístico. Películas como Dust Devil (1993) y The King is alive (2000) fueron filmadas en la región. Actualmente se puede llegar a Kolmanskop en carro, y el lugar ofrece visitas guiadas en las cuales el guía habla sobre la historia de la región y de la industria minera. Después de un pequeño recorrido, está permitido que los visitantes caminen libremente por el pueblo. A los visitantes se les aconseja llevar agua y alimentos por cuenta propia, ya que en el lugar no hay restaurantes o tiendas.

anterior Descubriendo la Península del Cabo en Sudáfrica siguiente Samoa, donde la Polinesia late

Artículos recomendados

Comentarios